martes, 31 de octubre de 2017

Coherencia



Ser coherentes con nuestros valores más altos no es tarea fácil. Solemos tener contradicciones entre lo que pensamos y lo que hacemos. Ya lo dice nuestro refranero, “ del dicho al hecho hay un buen trecho” o también otro, en el que se escudan algunos  educadores “ haz lo que digo, no lo que hago” Al menos con éste, se reconoce la dificultad de ser coherentes.

Este sábado nuestra amiga Nair, nos convocaba en un encuentro muy especial. Allí estaban sus hermanas, su familia, su compañeras y compañeros de trabajo, de estudios, alumnas y alumnos y muchas personas más. Todas amigas . En cualquier caso, otros tantos la recordaron dondequiera que estuvieran. ¡Qué plenitud de vida!

Nair fue un regalo en sí misma para quienes tuvimos la suerte de compartir con ella. GRACIAS. Tu ejemplo de vida, lleno de coherencia con el amor que profesabas, se ha quedado para siempre con nosotros y contigo. Como Francisco de Asís, que vacío de sí mismo, se entregó repleto de amor.

Demasiados recuerdos para describir. Es más, antes de los recuerdos ya había lazos ancestrales de una gran amistad entre nuestras familias. Tus hermanas y tú seguisteis la tradición, la sana y noble tradición de la amistad. GRACIAS.


Tu alquimia en la cocina y tus recetas tan ricas, ya no las tendremos. Tus dones eran únicos, como todos nosotros, únicos e irreemplazables. Me quedo, sin embargo, con el poso de la alegría alrededor de la mesa a la hora de comer. También con los silencios compartidos , con el viaje a Javier, con los veranos en Bueu, con tu disponibilidad, tu servicio sin miramientos... tu máxima de vida, “ ¿hago falta? Voy” Aquí, una vez más, se mostraba tu coherencia de vida. Me refiero a tu regalo del tiempo de manera voluntaria en el Cottolengo de Santiago de Compostela. GRACIAS.

Me honra poder escribir , aunque sea con pocas palabras, este testimonio tan real, tan lleno de sentido, al haber dicho que Sí, de una manera tan plena, a todo lo que la vida te dio, porque sé que también hubo sus sombras, y supiste amar “la hora que no brilla” GRACIAS



Ahora, tu Luz es más grande, ya que sin límites, alcanza todavía más...siempre con nosotros, Nair.


miércoles, 13 de septiembre de 2017

Ayuvi en la Journal of Transpersonal Research

Un año más, celebramos un encuentro muy especial en la playa de Nigrán, en Vigo, la merienda solidaria de Ayuvi. Esta Asociación sin ánimo de lucro se dedica a acoger a mujeres gestantes que viven situaciones sociofamiliares y personales difíciles. Aquí, un equipo de profesionales y otros voluntarios, se encargan de acoger, promover apoyar y empoderar a estas madres. Las acompañan durante tres años. Los resultados están a la vista, ya que, en veinte años, Ayuvi no hace más que crecer. Desde enero de este año hasta la fecha destaca un dato: ¡han nacido sesenta bebés! Nos lo contaba Adoración, la presidenta y anfritona de la fiesta, que resumió brevemente, las actividades que se llevan a cabo: desde los cursos de cocina hasta la excursión al zoo, pasando por otros cursos de promoción laboral. Por cierto, se prevén buenos augurios a las cocineras formadas en Ayuvi. Parece ser que las exquisitas galletas de chocolate, se darán a conocer en el mercado. Enhorabuena todas y todos. Gran labor.

Pero Ayuvi, además, cuenta con personas generosas. Gracias a ellas, se pueden cubrir las primeras necesidades básicas de todo ser humano: alimentación, ropa, vivienda... es por estas personas que cada vez, se consolida más este proyecto solidario. Ellas estaban en la merienda, disfrutando de todos los logros de las madres y de sus familias.  Desde encuentros con conciencia les damos las gracias.


Nosotros aprovechamos la ocasión para dar una estupenda noticia: acaba de ser publicada la investigación que hemos realizado con las madres de Ayuvi. Ha sido gracias a Román Gonzalvo, el editor de la revista internacional  Journal of Transpersonal Research.
Hemos comparado la calidad de vida antes y después de la intervención transpersonal y biopsicosocial de las mujeres que acuden a la Asociación y los resultados no pasaron desapercibidos para esta prestigiosa revista. El estudio muestra una diferencia importante entre los dos momentos y, además, la mejoría se mantiene en el tiempo. Desde el primer momento aceptaron su publicación. Agradecemos al editor, la oportunidad para dar a conocer estos datos relevantes. Detrás de cada uno de ellos, están personas dignas de recibir. Ellas siempre nos dan más. Como termino en el artículo publicado, ...” está dedicado a las madres que acuden a Ayuvi. Su actitud de superación ante la adversidad constituye nuestro más valioso estímulo” algo que no tiene precio.
En este proyecto de investigación en el cual se sigue trabajando, no nos olvidamos de Juan Vázquez, que se encargó del estudio estadístico y de María Vilela, que recopiló los datos. Estupendos compañeros. Muchas gracias.

Desde aquí os invitamos a conocer más de Ayuvi y os animamos a visitarnos en Vigo.

jueves, 31 de agosto de 2017

La carta de Martín



Martín tiene tres años. Este año irá por primera vez al colegio, irá a enseñar. Solo necesita aprender a manejarse con las reglas del juego de la vida: leer, escribir, sumar, restar, etc. Imprescindible, sin duda. Pero él ya sabe lo más importante. Por ahora quienes se benefician de su sabiduría innata son sus padres y las personas más cercanas. A mí me toca de manera indirecta, cuando me cuentan lo que dice y/o hace.Sus padres son profesionales y empresarios. Mantener su negocio tuvo un alto coste, no de dinero pero sí de tiempo. Se dedicaban a trabajar y después a trabajar. Su hijo veía a sus padres y sentía su agotamiento los fines de semana. Ellos mismos se vieron de pronto siendo compañeros de trabajo, socios, amigos y padres. El espacio para ellos como pareja se había difuminado. Saltó una alerta que afortunadamente escucharon. Gran regalo para Martín.
Carlos y Eva , acostumbrados a su eficacia y excelencia profesional, centraron su atención en ellos , hicieron un “reset “en toda regla de su relación de pareja. Entonces, pudieron planificar su tiempo para trabajar, para disfrutar, para jugar con su hijo y no perderse sus valiosas lecciones. Antes de sus vacaciones estivales, habían realizado un viaje “ a sí mismos” que les sirvió para tomar consciencia de donde estaban realmente y lo qué querían, además de seguir juntos. Así que este verano fue diferente de los demás. Martín está todavía más alegre. Su padre me cuenta que el otro día, iban los dos en el coche y él le dió una lección de las más importantes:El niño iba detrás viendo un vídeo de los pitufos, que estaban yendo de un lado para otro sin parar, realizando muchas tareas. Carlos, su padre, conduciendo. El dice “ Papá, quiero una cosa. Le voy a escribir una carta al ratoncito Pérez” . ” Muy bien, ¿qué le vas a pedir?” le contestó intrigado.Le voy a pedir que mamá y tú no volváis a tener prisa, porque las prisas no hacen feliz a la gente y estos pitufos tampoco podrán ser felices porque también tienen mucha prisa. Ahora que no tenéis prisa somos todos más felices”Así son las niñas y niños que comienzan el cole. Gran reto el de los educadores cultivar estas perlas de sabiduría en medio del marco educativo actual.

Cuando los padres de Martín le dijeron que en septiembre iba a ir al colegio, dijo “ Yo soy muy buen aprendiz” Como ellos. Enhorabuena a Carlos y Eva por vuestro viaje “a vosotros mismos” y gracias a Martín, por esta lección. Lo mejor para vosotros.




viernes, 9 de junio de 2017

Música con conciencia

Siguiendo las huellas de Sergi Torres, tropecé con Ricardo Andrés Tomás y me paré. Mi sensación fue de encontrar la melodía a las ideas y reflexiones de Sergi, que generosamente nos invita a acompañarle. Nosotros vamos con él de vez en cuando.

Igual que ocurre con poetas, escritores, pintores... los músicos nos transportan al lugar de la no palabra. Aunque la esencia se escape por las aristas, necesitamos un molde.

Así, Ricardo Andrés define sus tres obras, llenas de momentos frágiles, simples y bellos, como la vida y el ser humano. Permite que de su piano surjan las notas que quieren sonar y él, lo permite. Así lo describe.

…Durante este proceso he descubierto que para mí, lo más simple es no tratar de “interpretar” las piezas al piano, sino de “respetar” las piezas al piano. Escuchar y observar como cada nota que surge, merece todo el amor y el respeto de ser ella misma, tratar de no juzgarla, respetar su vida y su muerte y su lugar en la obra que se manifiesta.

Elogio a lo Simple es el título del primer álbum, en él, me he hecho una invitación a mí mismo, sí, me he ofrecido la oportunidad de reducir la velocidad con la que viajo por la vida, detener la mirada en este instante y descubrir el brillo de lo simple. Todos, incluido tú, somos flores que más pronto o más tarde van a abrirse al mundo, todos llevamos en nuestro interior esa belleza única e irrepetible, aquello que solo tu desde donde estás y desde tu persona puedes ofrecer a todo lo manifestado.

Instante frágil. La fragilidad, es en realidad nuestro estado natural. Quién soy, quién creo que soy, lo que soy, nace de este instante, y a él regresa. Éste es nuestro pulsar natural. De igual modo que una nube se forma y se disuelve en el inmenso cielo azul, no se aferra a la forma que tuvo como nube, se vive nube y se disuelve como nube, y ahí queda ese bello espacio azul de posibilidad. Verse y disolverse… verse y disolverse… en un instante frágil, inmensamente frágil.

Consonantes, Respirando Belleza. Vivimos rodeados de “Consonantes”, el sonido de nuestra respiración, el del viento entre las hojas de los árboles, el pulsar del corazón o el del agua en el fluir de un río, el murmullo de las olas del mar y el sonido silencioso de las nubes en el horizonte, todo son consonantes que nos integran, nos abrazan al Respirar la Belleza del instante. Cada uno de nosotros somos la identidad, la “Vocal” con la que nos identificamos y cuando nos abrimos a escuchar, a diluir esta identidad en las consonantes que nos rodean, justo en ese momento nace una “Palabra”, la palabra adquiere un “Significado” único y esencial para cada cual, un punto de unión entre la identidad y la totalidad, así las palabras narran una historia, nuestra historia personal. Respirar la Belleza del instante más allá de cualquier historia personal, respirar la música silenciosa con la que consonamos…

Y escuchad: 

 Muchas gracias por tu flowpiano.

viernes, 2 de junio de 2017

Invitación

viernes, 28 de abril de 2017

Cuidando al profesional en Navarra

Según cuenta la historia, Alfonso I el Batallador, fundó en el siglo XII esta villa medieval: Puente la Reina. Uno de los enclaves de mayor sentido compostelano situados en Navarra.

Encuentrosconconciencia tuvimos la suerte de ser invitados por nuestra amiga Gaztelu Lus, que trabaja para Pauma realizando formación en Constelaciones Familiares a dos grupos de profesionales. Allá fuimos. Más de cincuenta personas dedicadas a la ayuda psicosocial: trabajadores sociales, educadores sociales y psicólogas. Detrás de cada uno de ellos había un marco laboral bien diferente. Algunos se dedican a la intervención con violencia de género, otros llevan el programa educativo en familias y menores en situación de riesgo (negligencia, malos tratos, abusos), también están los expertos en inserción laboral y social y los que trabajan en servicios sociales. Había mandos intermedios, con otra responsabilidad de cuidado y organización, y con un nivel de estrés diferente.



El ambiente se notaba lleno de nivel profesional pero aun así, sobresalía el humano. Una sensibilidad por “el otro” (el cliente: persona-familia-grupo) al que acompañan, les impulsó a inscribirse de manera inmediata en nuestro pequeño curso. En Pauma saben que una de las mejores maneras de cuidar a los profesionales es ofreciéndoles conocimientos y técnicas que aumenten sus habilidades.

Nuestro día fue intenso. Pudimos “tocar” los Órdenes del Amor desde la teoría y desde la práctica. Nos habíamos propuesto pasar una jornada amena, ante todo, así que ideamos unas dinámicas que llevaran a la reflexión y al aprendizaje en un entorno lúdico.

En medio, los alumnos de hostelería, cocinaron para nosotros y repusimos fuerzas con sus exquisiteces ¡Gracias! Les espera un buen futuro también a ellos.

Terminamos con una constelación familiar, porque sabemos que la verdadera comprehensión sucede cuando se realiza la propia, se hace de representante o se está de observador. Y aun así no está garantizado. Todo va a depender de cómo se mantiene la mirada a lo que está ocurriendo, a lo que se muestra. Y se mostró una Realidad fuera de lo cotidiano, en un espacio sin juicios ni moralidad, solo hechos y vidas llenas de sentido.

Agradecemos a todas y todos los participantes haber elegido esta temática para su formación y a Gaztelu, por habernos elegido a nosotros. También a Cristina, la coordinadora de los cursos y a Jesús, el director del Centro Puente, por su acogida.

Os deseamos lo mejor y ojalá nos veamos de nuevo para seguir aprendiendo, disfrutando juntos.

viernes, 24 de marzo de 2017

Lo nuevo en Trabajo Social Cínico

El Trabajo Social Clínico (TSC) estrena melodía. Ha sido una composición laboriosa que duró algo más de un año, pero ha valido la pena. Somos diez autores y Amaya Ituarte. Esta, además de autora, es la artífice de la obra. Para mí ha sido un honor colaborar a su lado. Después de su primer libro sobre el tema, en 1992 “Procecedimiento y proceso en TSC”, donde marca y enmarca el TSC, muchos hemos seguido la ruta. Esa lectura me abrió paso a lo que llevo realizando en el ámbito de la salud. Pero sobretodo me dio seguridad profesional, ya que la dimensión clínica y  terapéutica de mi trabajo, necesitaba, al igual que en otros países, una identidad propia.

Después de veinticinco años, Amaya se aventuró con otra obra más ambiciosa y arriesgada, decidió reunir a algunas y algunos autores que realizamos TSC y nos invitó a contar nuestra experiencia. “Prácticas del TSC” como bien dice ella, es una polifonía que recoge reflexiones teóricas y modelos de intervención que muestran la andadura de nuestra disciplina, siempre hacia delante, por cierto.

Ahora que el libro ya está en las librerías, me siento doblemente afortunada. La sinergia y el entusiasmo del grupo que hemos formado, me impulsa a continuar mi trayectoria en el TSC de manera diferente. Lejos queda mi individualismo y carrera en solitario. Mi capítulo, el cinco, en el corazón del libro, se me antoja una metáfora compensatoria donde me siento arropada por grandes profesionales, científicos y profesores del TSC: Amaya Ituarte, Josefa Fombuena, Eva Garcés, Carme Rovira, Jonathan Regalado, Juan Herrera, Càndid Palacín, Inmaculada Asensio, Pepa Cardona y Dolores de Pedro.

Muchas gracias  y un abrazo grande. A todas y todos.

Para los que quieran disfrutar de la lectura, adelanto este preludio:  clikar aquí

¡Feliz Primavera!

domingo, 19 de febrero de 2017

Un rellano diferente

El otro día recibí en casa un regalo muy sorprendente de mi amigo Xaquín. Parecía que eran dos discos con música y letra creadas por él, que ya hubiera sido bastante. Pero había otro regalo escondido más (después sabréis porqué) Se trata de un regalo solidario donde ganamos todos. Algo que no tiene precio por exceso de valor. Al abrir el papel, me encontré también con una Asociación que se llama Son Relanzo (Soy Rellano en castellano)

 Xaquín y Ana, su mujer, y otros miembros de la Asociación, explican identificándose con su obra: ese lugar de encuentro, de descanso en las escaleras, donde los que están arriba y bajan, se cruzan con los que están abajo y suben. Literalmente, dicen:

“…en la búsqueda de esta idea y poniendo nuestro trabajo, recursos y capacidades al servicio de un rellano donde nos podamos encontrar y mejorar un poco el mundo, surge esta Asociación.  Son Relanzo financia y distribuye materiales creativos realizados por diversos autores, en los que la prioridad sea la promoción de la justicia, solidaridad, paz y defensa del medio ambiente. Todo bajo un estricto criterio de calidad. Los beneficios obtenidos por la distribución de esos materiales , son destinados a la ayuda de personas en necesidad y a proyectos educativos y de desarrollo ambiental y social”

¿Qué os parece?

Las canciones invitan a la reflexión, pero sobre todo a la alegría. Es una música mezclada, jazz, soul y algo de folk. Uno de los discos es para los más pequeños, se titula Pasárselo bien y el otro para los mayores, Regalos escondidos ambos son una expresión de amor a la Naturaleza y a la Vida.

Pero hay más. En coherencia con ello, han decidido utilizar el sistema de precio libre. De tal manera que cada persona lo adquiera desde sus posibilidades económicas y su nivel de conciencia. ¿Os imagináis un mundo que funcione así? No es utopía, ellos ya han comenzado.

Os invito a conocer más de cerca este gran proyecto que lleva funcionando desde hace tres años y a disfrutar de las canciones. En este enlace, los regalos escondidos se dejan ver un poco, lo suficiente para “darnos ganas de más” y comprobar la calidad musical.

Enhorabuena a todos los que habéis hecho posible este trabajo. En especial a Xaquín y Ana por este “cuarto hijo”  y  por sus tres anteriores,  ellos también son muy afortunados. Muchas gracias por compartir todo esto . Abrazo grande.

lunes, 16 de enero de 2017

La belleza y el don

Este año 2017 lo comenzamos con la sabiduría que brota de los relatos de dos hermanas de 12 y 9 años. Mendi, la mayor, habla, a través de un pavo real, cómo la búsqueda de la belleza (que en último término es la búsqueda de la felicidad) sólo se consigue cuando somos capaces de  encontrar nuestros “propios colores” (“esas perlas o plumas de oro” que rescatamos de lo que nos toca vivir... son esos aprendizajes que nos hacen crecer en medio de las adversidades,... y nos hacen ser conscientes de que somos mucho más de lo que aparentamos) No es tarea fácil, como  le pasó a la protagonista de su historia, que necesitó ayuda de una tortuga para conseguir su propósito.

Intza, la pequeña, utilizó la metáfora de un ingenioso elefante que tenía mala letra, para resaltar la importancia que tienen las nuevas tecnologías a la hora de ayudar a las personas a acceder a nuevos conocimientos (por ejemplo, a las personas ciegas), a mostrar sus descubrimientos (como Stephen Hawking) o a brillar con su propia luz, como le sucedió al elefante escritor de su cuento, que demostró su coraje y siguió adelante con la fuerza de su corazón, a pesar de que a su alrededor nadie le animaba. Su don de escritor era implacable, como todos nuestros dones, sólo hay que dejarse llevar...

Sin duda los protagonistas de los cuentos están vinculados a sus autoras. Grandes chicas.
Aquí están:

El pavo real
Hace muchos años cuando los humanos ni siquiera existíamos, era todo un mundo de animales y ahí estaban también, los pavos reales. Pero no siempre han sido como nosotros los conocemos. Entonces su plumaje no tenía esos colores vivos, sino que los pavos reales se tenían como los animales más feos del mundo. 

Hasta que un día una pava llamada Ariel decidió que tenía que hacer algo, que no podían ser tan feos. Ella quería que los pavos reales, como los otros animales, también tuvieran el derecho a poder tener un plumaje espectacular. Así que empezó a buscar a ver quién podía ayudarla y encontró a una tortuga anciana. Ella era la más vieja de todo el mundo animal, así que Ariel decidió preguntarle, y ella, amablemente, le dijo que tenía que encontrar todos los colores que quería para su plumaje.

Ariel fue en busca de ellos. Tuvo que viajar durante años y años… Pero al final, encontró todos los colores. Fue a ver otra vez a la tortuga y se los dio. La anciana, empezó a recitar un conjuro. Al terminar, la pava Ariel se miró y tenía todos los colores que le trajo a la tortuga. Así fue y por eso, los pavos reales son tan coloridos.

El elefante escritor con mala letra

Había una vez un elefante que le gustaba escribir pero su letra no era muy buena. Sus amigos le decían que su letra era de un niño de guardería y si escribía algún libro nadie le entendería.

El elefante no se rindió. Una vez se le ocurrió escribir en un ordenador y comenzó. Su letra seguía siendo bastante mala pero como escribía en el ordenador no se notaba.

Desde entonces nadie le molesto más y escribió muchos libros muy bonitos y se convirtió en un escritor.


Enhorabuena a las dos autoras, por estos mensajes tan llenos de conciencia y a sus padres, Itziar y Mikel, por hacerlo tan bien. Lo mejor para vosotros en este nuevo año, lleno de nuevos colores …


lunes, 19 de diciembre de 2016

Un momento del día

Tiene que haber un momento del día
en que el hombre que hace planes olvide sus planes
y actúe como si no tuviera plan alguno.

Tiene que haber un momento del día
en que el hombre que tiene que hablar guarde silencio
deje de dar forma a teorías en su mente
y se pregunte a sí mismo:
¿acaso tienen algún sentido?

Tiene que haber un momento...
... que el hombre que toma decisiones deje de lado éstas,
como si todas ellas hubieran perdido su validez
y aprenda una sabiduría diferente:
distinguir el sol de la luna,
las estrellas de la oscuridad,
el mar del árido desierto,
y el cielo nocturno del perfil de una montaña.


Con este poema de Thomas Merton de su "Libro de las horas", os damos las GRACIAS por haber compartido un año más nuestros "instantes" en las terapias, talleres y demás encuentros, que van mucho más allá de lo profesional y de lo personal. Esos instantes marcaron un antes y un después porque una vez vividos, sentimos los corazones dilatados de amistad y sabiduría. GRACIAS.

Que esta Navidad sea testigo de ello y comencemos un Nuevo Año extendiendo nuestros Encuentrosconconciencia, aquí y más allá...

¡Feliz Navidad y Feliz Año Nuevo!

lunes, 31 de octubre de 2016

Taller de envejecimiento activo y saludable en Oroso

El Camino inglés a Santiago de Compostela, pasa por el Ayuntamiento de Oroso, ya muy cerca del destino de los peregrinos. Encuentros con conciencia también ha estado en este lugar, compartiendo una vez más, el aprendizaje sobre las emociones y los cambios de creencias. Fue una tarde con un grupo de mayores entusiastas, que se implicaron en todas las dinámicas con gran interés.

Una idea clave en este tipo de aprendizaje es cómo usamos en lenguaje, ya que nuestra mente racional funciona a base de palabras. De tal forma, que una palabra o frase (creencia) limitadora, por ejemplo, “no soy capaz de hacer tal cosa” genera una emoción que nos quita energía o fuerza ante la idea de comenzar algo nuevo, y nos sentimos mal con nosotros mismos por ese “no creernos capaces“ dejando de lado nuestra verdadera naturaleza, con capacidad infinita, dejando de ser fieles, en definitiva, a nosotros mismos. La buena noticia es que esto también funciona en sentido contrario: si yo confío en mi capacidad emprendedora y de aprendizaje para lo nuevo, me llenaré de ilusión y de ganas cuando me propongan hacer algo que no sabía, y esto me llevará sin duda, a conseguir mi objetivo. La diferencia es sustancial y no puede ser de otra manera, ya que si estamos en armonía con nuestro centro, solo puede emanar lo mismo hacia el exterior.

También existe otro tipo de lenguaje a través de muy pocas palabras pero que llegan directamente a ese centro vital. Pablo d´Ors nos sugiere utilizar de vez en cuando “palabras generadoras de silencio” , porque realmente en lo cotidiano , en los medios de comunicación , etc, el lenguaje está “prostituido”, se habla mucho, mal y rápido. Y ahí está nuestra mente, recogiendo esos mensajes de prisa, de vacío, de miedo a la vida, en definitiva... disparando emociones y muchas veces, enfermedades... Las palabras generadoras de silencio son las que nos llevan a hacer una pausa porque nos sentimos interpelados, porque lo que acabamos de escuchar “va con nosotros” y nos pueden ayudar en nuestro proceso. Como los peregrinos cuando hacen un “alto en el camino” para tomar fuerzas, el silencio nutre.

Nosotros también invitamos a cuidar el lenguaje, a cuidarnos. Y también a estar atentas y atentos a escuchar y decir palabras que generen nuestro silencio y el los otros, que lleven directamente a ese lugar donde poder sentir el bien-Ser que nos acompaña siempre, para seguir creciendo.

Muchas gracias al grupo de mayores de Oroso y a Rosa Ramírez, por haberlo organizado.

A los más buscadores, un libro: “Biografía del silencio” de Pablo d´Ors. Edt. Siruela.
A ti , Pablo, gracias también.

martes, 18 de octubre de 2016

Asombra en Tánger

Hoy en Tánger sopla con fuerza el viento, llueve y hace frío.
Y viene al pensamiento Beliones, los chicos de aquel bosque donde no hay protección contra el frío, la lluvia y el viento.
Esta vez el coche sube lleno de plásticos y de mantas.
Pero en Beliones, en los caminos de los necesitados de protección, se movían también las fuerzas del ejército con la misión de impedir que se les ofreciera.
La legalidad había declarado la guerra a los pobres y cercado sus míseros refugios. Asombra ver a un ejército desplegado para que los pobres no accedan al pan y tengan frío.
La tarde de Beliones se me hizo por dentro un clamor de preguntas”

Con estas palabras, nuestro amigo Santiago Agrelo, nos invitaba a reflexionar ayer sobre los encuentros con conciencia. Porque ver las noticias en los medios de comunicación llevan a cierta rebeldía interior -cuando más, mientras estemos mínimamente despiertos- pero vivir en primera persona que un ejército obediente vele para que no les llegue el pan y las mantas que otros les quieren dar a los que lo necesitan, conlleva a dar un salto más: el asombro y un clamor de preguntas. Ahí, con ellos, está nuestro amigo.

¿Y cual es nuestra responsabilidad con todo esto? Porque la situación nos desborda, el movimiento de supervivencia de esa gente que huye de su país es imparable, y los gobiernos “tienen su protocolo de actuación”... , entonces ¿qué hacer? Se me ocurren varias cosas. Van por fases, y no son fáciles, por cierto, pero es lo único que pienso que aporta, no solución, pero significado y serenidad, lo más importante.

Lo primero es ver lo que sucede, osea, no huir de esta realidad pero tampoco quedarse en ella, simplemente verla. La ignorancia consciente es cobardía.

Lo segundo es acoger las emociones que suscitan esas noticias y no dejarnos llevar por ellas. Forman parte del ser humano que somos, simplemente.

La última fase es permanecer en nuestro centro y ser fieles a nosotros mismos, a todo lo que somos, a todo lo que nuestro corazón nos lleva y seguirlo. Es la única manera de igualarnos a esa gente, que sin medios de supervivencia, son grandes y valientes de seguir su corazón, arriesgando sus vidas porque en su libertad, nada pueden perder. Mientras tengamos apegos, a nuestras cosas materiales, a las personas, a las emociones o a las ideas/ideales que surgen de nuestra mente, no podremos colaborar en el bien común. El compromiso con ellos pasa por el compromiso con nosotros, el reto más difícil y gratificante.

Mandamos un abrazo grande a Santiago Agrelo, coherencia viva con un corazón que late siendo voz de los que callan. En la Iglesia también hay de estos. Es un honor recibir en directo sus crónicas semanales. Muchas gracias.

lunes, 5 de septiembre de 2016

El mapa de ruta de Beatriz Sanz

Hace dos años, en julio, publicamos una entrada titulada Lo bueno de lo malo. Si la veis, está una poesía de una chica que en aquel momento la llamamos Blanca. Durante este tiempo ha desplegado su vuelo y con él, las ganas de compartir su nueva vida, como la mariposa de la crisálida. Así que esta vez hablaremos directamente de Beatriz, su auténtico nombre.

Hoy Bea, nos invita a conocer de cerca algunos de sus dones y talentos que ha desarrollado preparándose intensamente: la clariaudiencia y clarividencia a través de la Cábala y de la imposición de manos. Recoge una valiosa información transpersonal que luego transmite con el mismo rigor.

Con todo el vasto conocimiento que implica el mundo de la Cábala, se quedaría a medias si la interpretación de todos los  números y arquetipos que allí aparecen, no fueran acompañados de la sabiduría e intuición de quien los está analizando. Porque no se trata de que nos den nada hecho ni resuelto. Sería demasiado fácil. El autoconocimiento pasa por una introspección personal que nadie puede hacer por nosotros. Ahora bien, no hace falta ir sola o solo todo el camino. Hay trayectos que es bueno y saludable ir acompañados , buscar ayuda. De esta forma, todo se vuelve más llevadero e incluso a veces divertido. Algunas personas que buscan ir acompañadas, pretenden escuchar “lo que quieren o necesitan en ese momento”, si no es así se enfadan o se “rebotan” con el acompañante (terapeuta, coach, etc.) o con el método que estén utilizando (constelaciones familiares, biodescodificación, su carta astral, grafología, cábala y un largo etcétera) lo que no son más que disculpas para no responsabilizarse de sus emociones. Sin duda la información recibida puede ser errónea, pero en ese caso, la reacción nuestra ante ese hecho no la podemos eludir. ¿Nos enfada escuchar algo de nosotros?, ¿nos pone tristes?, ¿sentimos bienestar?, ¿nos encaja con nuestro momento presente? Todo sirve. Las emociones o sentimientos cuando se acogen, nos revelan donde estamos. Lejos de juzgarnos por tenerlos -ni mucho menos juzgar la situación o a la persona que ha sido el detonante para que aflorara en nosotros- tenemos la opción de acogerlos, sentirlos y ver qué hay detrás o a través de ellos. Responder versus reaccionar.

He tenido el privilegio de realizar un corto pero intenso viaje interior con Bea. Me enseñó mi mapa de ruta y pude ver el tapiz de mi historia de vida, lleno de coherencia y sentido. La Cábala me ha ofrecido esta oportunidad, desconocida hasta el momento. Algunas cosas fueron novedosas, pero todas encajaban con lo que ya sabía. Sin embargo, lo que más me gustó fue verla “como pez en el agua” fluyendo con su destreza mental y disfrutando en medio de tantas fechas y símbolos, cómo iba interpretándolos encajando cada pieza , como un puzle, en mi historia personal.

¡Enhorabuena por tu vuelo, Bea, y muchas gracias por tu regalo!

A vosotros os dejo con su contacto, por si queréis realizar un viaje con ella y que os muestre otro mapa de ruta para el camino, probad la ayuda: 679.10.14.11.

martes, 12 de julio de 2016

El baile del águila

Cum cantico. Con una canción. A menudo es así como el ser humano expresa un sentimiento que le desborda el corazón. Y, paradójicamente, una canción, este medio sencillo y directo, suele ser el más eficaz a la hora de comunicar su sutileza. Cum cantico (con una canción) nace cuando dos músicos con una dilatada trayectoria profesional deciden aunar sus esfuerzos con este objetivo: conseguir la expresión más viva y sobrecogedora de las emociones humanas, que encontramos tan bellamente descritas en la música del Barroco catalán. Es un proyecto profesional, pero también personal. Inician entonces un trabajo que se extiende a varios campos. Por un lado, al repertorio, en busca de las fuentes originales (miles de estas composiciones duermen aún en los archivos) y la revaloración de las canciones populares y tradicionales. Por otro, al esfuerzo constante  para conseguir una comunicación próxima con los oyentes, que haga  de cada concierto una vivencia emocionante. Habrá que tratar de comprender y de revivir el contexto del que nace cada pieza, y procurar entender cómo vivían y sentían los hombres y las mujeres que las cantaban hace tres siglos.

Con estas palabras, nuestro amigo Santi Figueras y su compañero Xavier Pagés invitan a escuchar la historia de vida del pueblo catalán del año 1700 a través de la música. Antropología viva con guitarra y canto. Con exquisito cuidado han recopilado una colección de letras y notas musicales que llegan directamente al corazón. No sabría decir cual es la mejor, me gustan todas. Hay una, El baile del águila, que según cuentan, era la forma de homenajear a los visitantes ilustres de la ciudad. Por lo visto, el águila bailaba en el cielo en fechas señaladas.

Nuestro día fue el pasado sábado, cuando Santi con su hijo Jan vinieron a casa después de mucho tiempo. Lo festejamos igualmente aunque sin águila, y celebramos una vez más, los regalos de los amigos, que son auténticas oportunidades de conciencia y el mayor de los encuentros. Gracias por haber venido a los dos y enhorabuena por esta obra musical.

Os dejamos ahora Cum Cantico, con una canción, para que disfrutéis de esta guitarra (Santi) y de esta voz (Xavier)  


 Tenéis más en: Cum Cantico

jueves, 16 de junio de 2016

Nueva luz en Pamplona

A unos días de comenzar el verano oficial, un nuevo sol, precedido de un arco iris, se instaló en nuestro taller de constelaciones familiares en Pamplona. Sucedió el sábado y se quedó para siempre, más allá de las estaciones.

El camino, al ir desde Galicia, era en sentido contrario al que suelen hacer los peregrinos. Nosotros partimos desde Santiago de Compostela y en esta ocasión, nos dirigimos a Javier, para llevar a nuestra amiga Marina a su casa. Un lujo de compañía. Si buscáis la entrada en este blog del dos de diciembre del 2014, titulada “Los niños de la calle”, sabréis porqué.

Seguimos el viaje. Los campos de trigo, de un dorado intenso, arropaban las amapolas rojas. Belleza por doquier. La nueva luz a la que hago mención es otra, sin embargo. Me refiero a la calidez que se instaló en cada una y uno de los participantes cuando llegaron a desvelar el nudo que impedía abrazar sus vidas. El Destino fue generoso en esta jornada, pues había realidades familiares tan similares, que los participantes tuvieron la oportunidad de revivir su historia doblemente. Me acuerdo de Nacho y Txema, de Lierni y Zuriñe... ¿coincidencias? Esta lógica racional y reduccionista viene de nuestra mente, que, por ahora, la dejaremos tranquila un rato y seguimos con el corazón: sin lógica aparente, pero con un sentido pleno. Descubrir los momentos donde la paz es posible ha sido el mayor de los hallazgos. Enhorabuena.

Hubo muchas cosas de los árboles familiares que emergieron y provocaron cierto descoloque. La nueva mirada, acogiendo esa realidad, creará nuevas oportunidades para allanar todas y cada una de las vidas de los participantes. Sólo hay que estar con ATENCIÓN a lo que surja a partir de ahora y FLUIR con lo que venga.

Me acuerdo de Laura, Marisa, Idoia...todo por comenzar. Ahí van unas valientes. Pero no las únicas, hubo mucho más y más personas.

Nos quedamos con el aprendizaje y las sonrisas. Como siempre, lejos de despedidas, ha sido un encuentro lleno de conciencia.

¡Muchas gracias y feliz verano!